Blog

La contaduría pública Virtual

Si quieres estudiar Contaduría Pública virtual, estás en el lugar indicado. De seguro al leer sobre este programa te habrás preguntado, ¿será posible aprender todas las claves de la contaduría pública en un entorno virtual?, la respuesta es un rotundo sí. Como pioneros en la educación a distancia, hemos desarrollado un programa educativo con un pensum académico dispuesto a preparar a los mejores contadores públicos del país, para así construir un sistema financiero, tributario y laboral sólido; con números y cuentas claras, que permitan el desarrollo del país en forma eficiente y sostenida.
¿Cómo funciona?, pues bien, nuestros programas virtuales han sido cuidadosamente preparados para brindarles a todos nuestros estudiantes una preparación académica de primer nivel. Como creemos en la democratización de la educación, hemos personificado estas carreras virtuales que van dirigidas a todas esas personas que por alguna u otra circunstancia, se les dificulta estudiar en una sede física con horarios y presentaciones más rígidas.

La contaduría pública y el acceso al campo laboral

Los contadores son la rama más necesaria en los activos laborales de toda empresa, no existe algún ente corporativo, empresa, pyme, o negocio local, que no requiera de la asesoría y servicios de un contador público; es por ello, que la carrera ha tomado tanta relevancia e importancia en los últimos años, no solo en Colombia, sino también en el resto del continente y el mundo. También, poseemos una serie de alianzas con entes y universidades internacionales, para realizar prácticas laborales y cursos extracurriculares.

Tras estudiar contaduría pública, ¿qué puede hacer un contador? ¿Es solo números?

La respuesta es un rotundo no. La formación integral del contador público le brindará destrezas no solo para analizar, componer y manejar las finanzas corporativas, sino que a su vez dotará de herramientas al profesional para ejercer labores tributarias y administrativas, que pueden ir acoplándose a las necesidades de las funciones a ejecutar: bien sea desde un punto de vista administrativo, comercial, o incluso de gestión recursos, tanto económicos como humanos.